Sistemas de extinción automático con rociadores o sprinklers. Control del “colesterol”

 

Los sistemas de protección contra incendios húmedos por rociadores o sprinklers, son sistemas muy eficaces para la lucha contra incendios. Son instalaciones que garantizan una protección segura y eficaz de nuestros edificios e industrias para el control o la extinción de un fuego.

Las instalaciones de rociadores o sprinklers se diseñan bajo la Norma UNE EN-12845,  por expertos en la protección contra incendios, instaladas por empresas habilitadas según el Reglamente de Protección Contra Incendios RD 513/2017 RIPCI y debidamente mantenidas por operarios habilitados con formación en sistemas de extinción de rociadores automáticos, pero, se conoce ¿LO QUE PASA INTERNAMENTE EN LAS TUBERÍAS?

La norma UNE EN-12845 requiere que los sistemas fijos de extinción automáticos mediante rociadores o sprinklers se inspeccionen de la siguiente manera:

  1. Con periodicidad de 25 años (Anexo K de dicha norma),
  2. Las tuberías se limpien a fondo,
  3. Inspección hidrostática del sistema a una presión igual a la presión estática máxima ó a 12 bar (la que sea mayor),
  4. Inspección interna y externamente al menos un metro de ramal por cada 100 rociadores, dos secciones de tubo a, al menos, un metro de longitud de cada diámetro de tubo.

Todos los defectos detectados durante dichas inspeccione que puedan afectar adversamente a la prestación del sistema se deberían eliminar.

El Reglamento de Protección contra incendios RD 513/2017 RIPCI exige el cumplimiento de esta inspección y requiere que se lleve a cabo por una empresa mantenedora habilitada. Este tipo de sistemas se instalan en edificios con carga de fuego media o alta y están sometidos a inspecciones periódicas por un Organismo de Control, y dicho organismo verificará que las exigencias del RIPCI se hayan realizado.

¿Se realizan este tipo de inspecciones?, ¿Se conoce realmente si internamente las instalaciones están operativas y no tienen “colesterol», o sea, obstrucciones que impiden que el agua fluya adecuadamente y estos sistemas sigan siendo seguros y eficaces cuando cumplan 25 años?

La eficacia de las instalaciones radica en un buen mantenimiento preventivo, por ello, la figura del mantenedor es crítica para la correcta operación de los sistemas de protección contra incendios y su larga vida.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies