Principios de la ventilación natural de los edificios

Los sistemas de ventilación natural son los elementos constructivos que se encargan de la renovación del aire contenido en el edificio. Para ello, a modo de ahorro energético, se utilizan lucernarios y equipos en cubierta o fachada que extraen el aire viciado e introducen aire fresco hacia el interior.

Rara vez la temperatura y humedad exteriores serán idénticas a las del interior por lo que deberá diseñar una estanqueidad del edificio necesaria para evitar filtraciones de aire indeseadas con una buena ventilación que aporte el aire de renovación necesario.

Hay que intentar evitar infiltraciones de aire incontroladas haciendo cubiertas, lucernarios y ventanas lo más estancas posible, proporcionando la adecuada ventilación.

Para comprender los mecanismos de funcionamiento de un sistema de ventilación se deben tener en cuenta los siguientes principios básicos:

  1. El efecto de enfriamiento depende de la dirección y velocidad del aire. A la velocidad de un metro por segundo, el efecto de enfriamiento equivale a 5º C de la masa de aire seco y en reposo.
  2. El movimiento del aire a través de un edificio o nave se debe a las diferencias de presión y temperatura de las masas de aire. El aire frío tiende a bajar y el cálido sube hacia el techo. Si hay diferencias de presión, el aire de las zonas de mayor presión tiende a desplazarse hacia las de menor presión.
  3. Para que un sistema de ventilación sea eficaz, es necesario que funcionen adecuadamente sus tres partes fundamentales:
  • Captación del aire hacia el interior
  • Recorrido del aire a través del edificio
  • Salida del aire hacia el exterior

En función del tipo de actividad del edificio es recomendable instalar rejas anti pájaros o anti insectos, pero hay que tener en cuenta que las mosquiteras de malla reducen el movimiento del aire a su través, sobre todo cuando las brisas llevan baja velocidad.

 

En resumen, está demostrado, que la utilización de Sistemas de Ventilación Natural, mejoran la calidad del aire interior a la vez que permiten reducir el consumo energético de las instalaciones que disponen o no de ventilación forzada y refrigeración. Es muy recomendable tenerlo en cuenta en el diseño de naves y edificios.

 

1 Comentario

  1. Josep llobet

    En nuestro despacho, estamos trabajando en rehabilitación de un grupo de viviendas, en el hueco de la escalera comunitario tenemos previsto realizar un lucernario que permita la ventilación del espacio interior de medidas 150×300 cm aprox.
    Que nos aconsejan?

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies