Protección contra incendios frente a líquidos inflamables

Me ha llegado un vídeo muy ilustrativo y que os invito a visionar sobre un incendio ocurrido en una zona de almacenamiento de líquidos inflamables. La rapidísima propagación del incendio demuestra el por qué las normas de diseño e instalación de los sistemas de extinción de incendios son tan exigentes en cuanto a la protección de este tipo de almacenamientos, regulados en nuestro país por la norma ITC MIE APQ1.

Vale la pena atender a la rapidez de la expansión del incendio desde casi el mismo momento de la deflagración y lo rápido que se ha extendido. Por ese motivo, es tan importante una muy rápida detección del incendio, si es que disponemos de algún tipo de sistema de extinción que deba su activación a los detectores de humo o llama; y la importancia de disponer de una buena reserva de agua o espumógeno, si es que hemos decidido proteger nuestro almacén con un sistema de espuma, ya que las normas de diseño siempre nos van a exigir una inundación total o un gran área de diseño si es que aplicamos rociadores automáticos de agua.

 

¿Impactante no?

Solo recordaros que si queremos hacer una buena protección con rociadores para los líquidos inflamables os recomiendo ir directamente a la norma NFPA-30, ya que la norma UNE EN-12845 es realmente escueta en este aspecto, y si creéis que la mejor opción es con espuma, NFPA-11 o la norma UNE EN-13565, y por supuesto no dejéis de consultar la Guía Técnica de Cepreven DT-61 si diseñáis con espuma de alta expansión.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies