Cables resistentes al fuego en sistemas de detección y alarma de incendios

La parte 14 de la norma UNE 23007 de 2014 establece que los cables deben pasar por zonas de bajo riesgo de incendio. También indica que el cable debe ser resistente al fuego si éste hay que hacerlo pasar por otras zonas y el fallo de dicho cable impidiera:

  • La recepción de una señal de detección emitida por el equipo de control e identificación,
  • El funcionamiento de dispositivos de alarma,
  • La recepción de señales procedentes del sistema de detección por cualquier unidad de control del equipo de protección contra incendios, o por cualquier equipo de transmisión de alarmas de incendio.

También se establece en su Anexo A de carácter normativo los requisitos específicos para cables e interconexiones en lo referente a la protección contra incendios. Aquí se establece que los cables que tengan que funcionar durante más de 1 minuto después de la detección de un incendio, deben ser capaces de soportar los efectos del fuego durante 30 minutos como mínimo o disponer de una protección adecuada para soportar los efectos del mismo.

En instalaciones donde el uso del cable es en bucle cerrado o sistemas en red, el cable deberá ser resistente al fuego si la ida y la vuelta comparten trazado.

Es frecuente confundir diferentes tipos de cables, por lo cual es conveniente conocer bien que características tiene cada uno.

Tipos de cables de cable de alta seguridad:

  • Cables no propagadores del incendio: Son aquellos cables que no propagan el fuego a lo largo de la instalación, ya que se autoextinguen cuando la llama que les afecta se retira o apaga (AS).
  • Cables resistentes al fuego: Son aquellos cables que, además de no propagar el fuego a lo largo de la instalación, mantienen el servicio durante y después de un fuego prolongado, a pesar de que durante el fuego se destruyan los materiales orgánicos del cable en la zona afectada (AS+). Los cables con una resistencia intrínseca al fuego permiten mantener el servicio eléctrico para los elementos de emergencia de la instalación, de forma especial para aquellos servicios esenciales en caso de incendio.

En caso de incendio ambos tipos de cable tienen una emisión de gases opacos y de gases halógenos y corrosivos muy reducida.

Las características constructivas y de ensayos de los cables resistentes al fuego (AS+) se indican en la norma UNE 211025 “Cables con una resistencia intrínseca al fuego destinados a circuitos de seguridad”. Donde sea preciso el uso de cable resistente al fuego, tendrá que cumplir con los requisitos de la norma UNE 211025. Todos los cables de acuerdo a esta norma se clasifican como PH 90, es decir, que mantienen como mínimo durante 90 minutos la continuidad de la señal o en el suministro de energía eléctrica.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies