Deficiencias en instalaciones de rociadores (II). ¿Error o delito hidráulico?

Las instalaciones de rociadores se dimensionan según cálculo hidráulico generalmente (sistemas calculados), aunque también se puede realizar mediante el método de sistemas precalculados. En ésta último los diámetros se especifican en tablas en función del tipo de riesgo y nº de rociadores.

En cualquier caso, deben respetarse los diámetros y calidades de la tubería.

Por otro lado, las uniones entre tuberías y/o accesorios pueden ser ranuradas, roscadas o bien soldadas. Antes se acostumbraban a realizar las uniones soldadas más frecuentemente.

Es poco habitual lo que se puede apreciar en las fotografías adjuntas, esto es la unión soldada de dos tramos de tubería utilizando un tramo de tubo de diámetro inferior en su interior, a modo de manguito o similar. Para el cálculo de pérdidas de carga en tubería debe considerarse el diámetro interior medio del tubo.

unión estrangulada 1

unión estrangulada 2

Lo que observamos en estas imágenes no aporta ninguna ventaja conocida. Contrariamente, produce una estrangulación del flujo de agua a su paso por este punto, lo que provoca un aumento de velocidad y una pérdida aún mayor de carga por fricción, que muy probablemente no haya sido considerada en el cálculo, distorsionando así la presión total necesaria del sistema, de manera que no se dimensiona correctamente el sistema de abastecimiento, como consecuencia los no trabajan a la presión mínima necesaria, etc.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies