Condiciones de aspiración en un grupo de bombeo contra incendios

En la mayoría de los casos en los cuales necesitamos un suministro de caudal y presión medianamente considerable para abastecer los sistemas de extinción de incendios con agua, no nos quedará otro remedio que prever la instalación de un abastecimiento compuesto por un grupo de presión y un depósito de reserva de agua. Dado este requisito es muy probable que la inversión económica para abastecer el sistema que alimenta supere al mismo, es decir, tiene un peso considerable dentro de nuestro proyecto.

Una de las tareas que realiza nuestro departamento de SAT es la prueba de caudal y presión de los equipos de bombeo con la periodicidad exigida por el RECI. Por desgracia los resultados obtenidos, en demasiadas ocasiones, no son nada favorables, ya que la diferencia entre el rendimiento real de la bomba y los datos que se obtienen en campo difieren considerablemente, y la respuesta a esas diferencias tan acusadas suelen ser en muchos casos la misma, y que no es otra que una deficiente ejecución e instalación de la aspiración desde la brida de la bomba hasta el depósito.

¿Que quiero plantear con todo esto? Muy sencillo, hacemos una gran inversión en un sistema de extinción, ya bien sea de rociadores, agua pulverizada, hidrantes, etc. que nos obliga a instalar una fuente que nos garantice caudal y presión, gastamos un buen dinero en un magnifico grupo de presión, y finalmente somos tan brillantes que realizamos una aspiración con tantos defectos como los que se nos puedan ocurrir y que convierten toda la inversión en algo muy poco efectivo. Volviendo al símil automovilístico que tanto nos gusta: “Nos compramos un Ferrari y le echamos gasoil”.

Me diréis que soy algo negativo, pero lo cierto es que he visto grupos de bombeo que no llegaban ni a la mitad de su rendimiento de diseño por culpa de aspiraciones mal ejecutadas.

La nueva norma UNE EN 23500 2012 (y también las anteriores) en su punto 6.4.3.2 definen perfectamente que condiciones debemos cumplir. Algunos de los errores mas frecuentes que podemos encontrar y que perjudican de forma grave al rendimiento de la bomba son:

– Válvulas instaladas contra la propia brida de la bomba.

– Diámetros en el tubo de aspiración inferiores a los recomendados.

– Reducciones muy bruscas debido al uso de material tipo DIN en lugar de reducciones o conos de reducción con una pendiente superior a 20º y longitud inferior a dos diámetros.

– Uso de reducciones concéntricas en vez de excéntricas.

– Uso de válvulas de mariposa que rompen el flujo laminar, en vez de válvulas de compuerta.

– Puntos altos en el tubo de aspiración que provocan acumulación de aire y por lo tanto hacer cavitación en la bomba.

Aquí os dejo algunas ilustraciones de demuestran ejecuciones “poco profesionales” y que repercuten muy negativamente en el rendimiento de la bomba:

IMG_0632

IMG_0540

IMG_0676

IMG_0040

 

1 Comentario

  1. JORGE PÉREZ GÓMEZ

    Buenas
    Sería posible instalar en la aspiración de las bombas un filtro, aunque por lo que veo con los comentarios me parece que no.

    Gracias

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies