Sistemas de extinción automática para grandes armarios eléctricos

En un número muy significativo de edificios o plantas industriales resulta muy importante proteger los grandes cuadros eléctricos de distribución con sistemas de extinción automática, no solo por el riesgo que en si entrañan, sino también por la importancia de su papel en dicho establecimiento, siendo catastróficos el perderlos para la actividad desarrollada.

Cuando nos planteamos dicha protección, hay que analizar de forma minuciosa, no solo los equipos eléctricos, sino también la sala donde están ubicados. Los sistemas más habitualmente usados para este tipo de protección son los basados en agentes gaseosos, pero hay que tener en cuenta factores muy importantes para su uso.

La mayoría de los armarios eléctricos presentan envolventes cerrados, e incluso separados entre si con los armarios adyacentes. Esto supone un problema si se pretende actuar con el gas inundando la sala por completo, ya que el gas difícilmente penetrará en el interior del envolvente de forma eficaz, así que durante el periodo de tiempo de actuación el incendio no va a combatirse de forma eficaz. De hecho, deberá esperarse a que el envolvente se destruya para que el gas sea eficaz, y obviamente este no es el objetivo de estos sistemas. A este hecho se suma que habitualmente este tipo de salas presentan una ventilación natural elevada, por lo que garantizar la estanqueidad es muy complicado

Con todo ello, en la inmensa mayoría de los casos la mejor forma de proteger es atacar con el gas directamente en el interior del envolvente, inundando por completo su volumen y considerando cada cuerpo como un sistema independiente en cuanto a la carga de gas, pero disparado de forma simultanea. De esta forma se consiguen altas eficacias en la sofocación del incendio. Es muy importante, así mismo, complementar el sistema con inundación en ambiente en el caso de existir riesgo, y, sobretodo, que el sistema de detección sea eficiente. En la fotografía siguiente puede apreciarse este detalle, con la tubería exterior justo por encima del armario, para entrar en cada uno de forma individual.

IMG00133-20110718-1328

Para esto último, y precisamente por idéntico motivo que para el vertido del gas, no basta con detectar el incendio únicamente con detección de humo en el techo de la sala, ya que el retardo que supondría esperar a que el humo salga del armario sería excesivo. Es por ello que debe detectarse el incendio desde dentro del envolvente. En estos casos, los sistemas de aspiración con capilares insertados en el interior de los armarios resultan los sistemas más eficientes. En la foto siguiente mostramos un detalle del capilar de muestreo de un sistema de detección por aspiración desde dentro del envolvente, y como de este modo puede recoger de forma sencilla la muestra de humo sin esperar que éste salga del mismo.

IMG00130-20110718-1327

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies