¿Qué es una barrera o cortina de humo?

Después de un merecido descanso volvemos de nuevo con un sin fin de información, actualidad, inquietudes y denuncias. Para empezar nos gustaría hablaros sobre las barreras o cortinas de humo.

La norma UNE 23584:2008 define las cortinas de humos como: “Barreras para restringir la extensión del humo y los gases calientes desde el incendio, que forman parte de la frontera de un depósito de humos o se utilizan como pantallas de canalización o como pantallas de borde de un vacío”.

Dichas barreras sirven para conformar sectores de humos en el techo de la nave que no superen los 2.000 m2, o los 60 m de longitud, de forma que permita a cada sector tener su propio SCTEH (Sistema de Control de Temperatura y Evacuación de Humos), o incluso permitir penetrar en óptimas condiciones el aire de reemplazamiento para alimentación de un sector de humos contiguo. También pueden utilizarse como un “canal de extracción”, para de esta forma controlar la cantidad de humos a derramar en otra dependencia antes de ser evacuado.

Una barrera de humo puede estar formada por:

  • un elemento estructural o arquitectónico
  • por una barrera de humo específica fija
  • por una barrera de humo específica automática
  • por una combinación de dos o tres de las soluciones anteriores.

Normalmente la solución más económica es instalar cortinas textiles fijas, pero en caso que estas impidan la operatividad del local, se puedo optar por cortinas de humos automáticas.

Las especificaciones que deben tener las cortinas están recogidas en la norma UNE EN 12101-1, y se clasifican por los parámetros temperatura/ tiempo y son clasificadas D90, D120, etc. Dónde D es la temperatura de ensayo constante a 600ºC, y los valores 90, 120 representan el periodo de ensayo en minutos.

Es importante que no haya espacios libres por encima de las barreras, aunque la misma norma UNE 23584:2008, permite que la superficie máxima de los espacios no cubiertos no debe ser superior al 0,5% de la superficie total de la barrera en su posición de actuada en caso de incendio, considerada ya la deflexión calculada.

La altura de las barreras se calcula en función de la altura libre de humos que el proyectista diseña para cada SCTEH.  Para mayor seguridad, se debe tener en cuenta  durante un incendio, las fuerzas que actúan sobre la cortina para humos, esta es desviada por la fuerza derivada de la presión de flotación de los humos, por lo que se añadirán 10 cm a la altura de diseño.

Se admite que una barrera automática satisface las condiciones de tiempo de respuesta cuando está totalmente desenrollada, dentro del tiempo especificado para la actuación del SCTEH.

Para un buen comportamiento del sistema, hay que tener en cuenta los siguientes puntos que:

  • Las superficies adyacentes y fas fijaciones de la barrera deben permanecer seguras a temperaturas de 600 ºC,
  • Añadir contrapeso en la parte inferior de la misma para que mantenga su posición constante evitando un elevado pandeo.
  • Los tramos verticales de las cortinas deben unirse entre sí, para dar continuidad en el propio cerramiento y evitar que las presiones de aire abran el paso entre tejido disminuyendo la eficacia de la compartimentación.

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies