Pequeñas inversiones, grandes rentabilidades

Instalar equipos de aporte de luz en cubierta es muy rentable,  puesto que disminuirá las horas de luz artificial que se necesitan para la actividad y repercutirá en una disminución del coste de la factura eléctrica.

Si encima, el equipo instalado reúne unos  elevados valores de aislamiento térmico y acústico, es decir: El coeficiente global de transmisión térmica  (Ut) de todo el equipo en su conjunto (cúpula, marco y zócalo) es él mínimo posible, comportará también una disminución en el coste energético correspondiente a la  climatización (calefacción o aire acondicionado de la nave o local)

Pero si  además, estos equipos disponen de una motorización de bajo consumo que permiten la ventilación natural de local y por lo tanto la renovación de aire de forma natural, la eficiencia energética del local o edificio aumenta mucho más.

Para que la instalación aún sea más segura i eficiente,  es recomendable incorporar un sensor de lluvia y viento en el exterior del local, puesto que protegerá el interior de la nave de cualquier descuido o error en la apertura de los equipos bloqueando la apertura de los mismos cuando las condiciones climatológicas de viento y lluvia son adversas. El coste de suministro y montaje de este sensor es muy reducido en comparación con el ahorro económico que puede reportar, además ya mencionado del aumento de la protección de los equipos y materiales del interior del local.

 

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies