Idioma de la documentación que ampara la utilización de productos en las obras

El Documento Básico de Seguridad en caso de Incendio DB-SI del CTE especifica en qué idioma debe estar redactado los documentos que amparan la utilización de productos en las obras.

Los informes de ensayo y/o de clasificación de los productos de construcción, así como los certificados y declaraciones CE de conformidad con la Directiva de productos de construcción, y los DITE (Documentos de Idoneidad Técnica Europea) pueden estar redactados en cualquier idioma que sea aceptable para los agentes que los soliciten y utilicen. No obstante, cuando de dichos documentos deba quedar constancia y registro reglamentario con efectos administrativos, deberán estar redactados en español y, en su caso, en alguno de los idiomas cooficiales en la comunidad autónoma en la que se presenten.

A estos efectos, los laboratorios acreditados españoles se consideran, de forma no excluyente respecto de otras entidades o profesionales, traductores especialmente cualificados y adecuados para realizar dichas traducciones, con validez equivalente a la de los traductores jurados.

Fuente CTE DB-SI

CTE_LOGO

¿Qué es un sector de incendios en un edificio?

Sectordeincendios

Se denomina sector de incendios a una zona de un edificio compartimentada respecto del resto del edificio mediante elementos separadores resistentes al fuego. Los elementos separadores se pueden clasificar como resistentes al fuego siempre que cumplan las condiciones siguientes:

  • Estabilidad o capacidad portante,
  • Ausencia de emisión de gases inflamables por la cara no expuesta,
  • Estanqueidad al paso de llamas o gases calientes,
  • Resistencia térmica suficiente para impedir que se produzca en la cara no expuesta temperaturas superiores a las que se establece en la citada norma UNE.

Las características de resistencia al fuego se deben extender a todas las superficies que envuelven al sector de incendios. Paredes, suelo, techo y huecos o elementos de paso como puertas, cristaleras, patinillos, etc.

El resultado final es que cuando se pase de un sector a otro se hace de un ámbito de riesgo a otros, consiguiendo un alivio de las condiciones de peligro previas.

Las características de resistencia al fuego se determinan respecto de un tiempo determinado, que corresponde al tiempo en que se mantienen las condiciones antes anunciadas expuesto el elemento a un fuego en condiciones normalizadas. Fuego y condiciones que corresponden al ensayo según norma UNE EN 23093 (Resistencia al fuego de la estructura y elementos de construcción) y Norma UNE EN 1634-1 (Resistencia al fuego de puertas y cerramientos).

Sectores de incendios y depósitos de humos

A veces se crean confusiones cuando hablamos de sectores de incendios y sectores/ depósitos de humos, y nada tiene que ver un tema con el otro.

La UNE 23585 para el cálculo y diseño de Sistemas de Control de Temperatura y Evacuación de humos, nos indica que hemos de hacer este cálculo para cada edificio o sector de incendios independiente; y dentro de dicho sector, si se utilizan exutorios o aireadores naturales, y el incendio está debajo del depósito de humos, la superficie máxima de cualquier depósito será de 2000 m2 o 60 ml.

Esto significa que la cantidad de superficie aerodinámica de evacuación de humos resultante del cálculo efectuado se deberá aplicar a cada depósito de humos.

Nos podemos encontrar proyectos que a simple vista son deficientes cuando:

  1. Vemos en un sector con varios depósitos del mismo tamaño, diferente cantidad de exutorios en cada uno de los depósitos,
  2. Depósitos de humos pequeños al lado de otros depósitos más grandes del mismo sector, con uno o dos exutorios, mientras los depósitos grandes tienen 7-8 exutorios,
  3. Sectores de menos de 2000 m2 con dos depósitos y la mitad de exutorios en cada depósito.

depositos humoAclaración: En un sector de menos de 2.000 m2 y/o 60 ml, se pude hacer dos depósitos, uno para evacuación de humos y otro para entrada de aire limpio, pero en cada depósito deberá haber la cantidad de exutorios o aireadores, es decir de superficie aerodinámica, duplicando la cantidad que nos ha salido en el cálculo del sector. No es admisible instalar en cada depósito la mitad de equipos de los necesarios.

Protección con rociadores ESFR para zonas mixtas

Cuando deben protegerse almacenes en altura con rociadores automáticos, y siempre que las condiciones de éstos lo permitan (alturas no superiores a 13,7m, pendientes de techo inferiores al 16,7%, y sistemas paletizados sin obstrucciones en los estantes ni contenedores abiertos), suele se habitual la elección de rociadores ESFR para su diseño, aplicando como Norma de diseño la NFPA-13.

esfr

Estos rociadores han sido diseñados especialmente para proteger precisamente almacenes, ya que basan su eficacia en la enorme descarga de agua concentrada en poca superficie, puesto que la propagación del fuego en los grandes almacenes suele ser vertical y muy concentrada.

Pero, ¿cómo debemos afrontar la protección de edificios donde coexisten en el mismo sector zonas de almacenamiento con zonas destinadas a otros usos, como por ejemplo producción?

esfr trabajando

En estos casos, y con el objetivo de optimizar las mallas de tuberías y economizar al máximo la instalación, suele recurrirse a generalizar todo el diseño con los rociadores de mayor descarga hidráulica; es decir, cubrir todo el sector con ESFR. Si bien no está expresamente prohibido en las normas, esta solución ofrece en muchos casos dudas sobre su máxima eficacia, ya que en las zonas de producción, aunque la carga de fuego suele ser muy inferior, la propagación del fuego no se da verticalmente, sino horizontalmente.

Ante este tipo de soluciones, se podrían estudiar dos soluciones que si bien podrían encarecer la instalación, mejoran sus prestaciones en cuanto a su eficacia. La primera, y probablemente la más eficaz, sería establecer dos sub-instalaciones diferenciadas; una con rociadores ESFR para la protección de la zona de almacén, y una segunda diseñada con criterios propios para proteger las zonas de protección, y por lo tanto cuya demanda hidráulica con total seguridad será inferior. Además, ambas sub-instalaciones deberían estar separadas con una cortina clasificada corta-humos para evitar que el humo invada zonas no deseadas y distorsione la forma de actuar correcta de los rociadores que sean necesarios.

Otra posible solución sería dejar toda la zona con rociadores tipo ESFR, pero analizar la posibilidad de trabajar con áreas de operación mayores, para considerar la posibilidad de una mayor dispersión del humo, y por lo tanto el número de rociadores en trabajo simultaneo será superior. En este caso, si bien se conseguiría una mayor homogenización de las mallas de tubería, la demanda hidráulica de la instalación sería superior, encareciendo la partida correspondiente al abastecimiento (grupo de presión y depósito).

Herramienta de cálculo de la demanda y consumo energéticos según CTE DB-HE

CTE_LOGOEl Ministerio de Fomento unifica en una sola plataforma los programas generales oficiales para la evaluación de la demanda y el consumo energéticos (LIDER-CALENER) con adaptaciones a los cambios introducidos por el DB-HE del Código Técnico de la Edificación CTE.

La herramienta permite verificar las exigencias 2.2.1 de la sección HE0, 2.2.1.1 y punto 2 del apartado 2.2.2.1 de la sección HE1 del Documento Básico de Ahorro de Energía DB-HE. La exigencia establecida para edificios de nueva construcción de uso distinto al residencial privado en el apartado 2.2.2 de la sección HE0 debe verificarse, tal como establece el DB-HE, según el procedimiento básico para la certificación energética de edificios . Otras exigencias de las secciones HE0 y HE1 que resulten de aplicación deben verificarse por otros medios.

La herramienta puede descargarse accediendo a la web del Código Técnico de la Edificación CTE.