Ahorro energético, un objetivo presente y futuro

La Unión Europea ha elaborado un calendario que indica en qué fechas los países miembros deberán alcanzar el objetivo de consumo energético casi nulo. Los edificios públicos a partir del 31 de Diciembre de 2018 y los inmuebles privados, desde el 31 de Diciembre de 2020.

KWS60 (36)

España, como país miembro, ha establecido una serie de medidas para hacer posible la consecución de este objetivo.

El 1 de Junio de 2013 se estableció que los inmuebles deben disponer de un Certificado Energético (CEE) para poder ser vendidos o alquilados que cualifique su comportamiento energético.

El 12 de Septiembre de 2013, se publicó una actualización del Documento Básico del CTE DB-HE que establece una serie de medidas para hacer posible que los inmuebles tengan un consumo energético casi nulo.

Esta última medida entrará en vigor en Marzo de 2014. Y supondrá, entre otras cosas que:

  • Se exigirán medidas para optimizar la eficiencia energética de los edificios nuevos y, como novedad, de los ya existentes.
  • Los edificios ya existentes rehabilitados deberán disponer como mínimo de un Certificado de Eficiencia Energética D (calificación media en la escala).
  • Los inmuebles no destinados a vivienda (oficinas o naves) deberán disponer de un Certificado de Eficiencia Energética A ó B.

Existen distintas alternativas para cumplir con estos requisitos, pero está demostrado que la más económica y eficiente es el diseño de un óptimo aislamiento del envolvente junto a cerramientos adecuados (ventanas, claraboyas, lucernarios, etc.).

Desde Prefire llevamos años presentando soluciones de aporte de luz natural para las cubiertas (claraboyas y lucernarios) con altos valores de eficiencia energética que garantizan un consumo energético casi nulo al edificio.

El gobierno dota 125 millones de euros para financiar la rehabilitación energética de edificios

Bajo el Programa PAREER, Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios existentes del sector Residencial (uso vivienda y hotelero), el Ministerio de Industria, a través del IDAE, pretende fomentar una mejora de la calificación energética de los edificios para cumplir con el artículo 4 de la Directiva 2012/27/UE.

Esta ayuda pretende financiar iniciativas de ahorro energético en la envolvente térmica del edificio, y las instalaciones térmicas y de iluminación. Por lo que en este sentido, se pretende mejorar la calificación energética del edificio al menos en una letra de la escala de valores.

La eficiencia energética es el presente y el futuro en el ámbito de la construcción, es por ello que Prefire ofrece sistemas de aporte de luz natural para las cubiertas que aseguran un consumo energético casi nulo.

Chauseestr. 37

Los inmuebles españoles tienen un comportamiento energético deficiente

Desde la entrada en vigor el pasado Junio de la obligación de los edificios de disponer de un certificado energético, se ha calificado el consumo energético de 100.000 inmuebles, de los cuales el 80% ha obtenido una certificación por debajo de la letra D de un rango que va de la A (calificación más alta) a la G (calificación más baja).

CertificadoEnergetico

Los expertos coinciden en afirmar que ésto se debe a la falta de acondicionamiento de los edificios por lo que recomiendan implantar soluciones energéticamente eficientes. Entidades como el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) recuerdan, además, que el consumo de los sistemas de climatización pueden suponer un 67% del consumo global del inmueble.

Desde Prefire ofrecemos soluciones específicas para el aporte de luz natural en las cubiertas con posibilidad de integración de un sistema de control y evacuación de humos que tienen un papel decisivo en la gestión eficiente de la energía y sostenibilidad del edificio. Todo ello gracias a los excelentes valores de eficiencia energética, aislamiento térmico y acústico de las claraboyas, lucernarios y exutorios aireadores Prefire Lamilux.

Declaración ambiental de producto. Etiquetado ambiental

Una declaración ambiental de producto es una cuantificación ambiental voluntaria sobre el análisis del ciclo de vida de los productos, según la normativa ISO 14025.

Las declaraciones ambientales tipo III, son reconocidas bajo diferentes nombres: ficha ecológica, perfil ecológico o perfil ambiental y, tal como lo establece la norma en su parte introductoria, pueden ser proporcionadas por una o varios organizaciones y se basan en un análisis independiente de los datos del análisis de ciclo de vida (ACV) de los productos.

Esta es una metodología que identifica, cuantifica y caracteriza los diferentes impactos ambientales potenciales asociados a cada una de las etapas de existencia de un producto, evaluando diversos criterios ambientales y cuantificando tanto los recursos requeridos como la generación de residuos resultante de toda su existencia; desde la extracción de la materia prima, la producción, el empaque, el transporte, el consumo, el desecho, hasta el manejo ambiental como reciclaje o reutilización.

De esta forma es posible comparar los productos entre sí y cualquier empresa o sector comprometido en el medio ambiente debería preguntar siempre por esta declaración.

Se adjunta ejemplo de certificado de declaración ambiental en claraboyas CI-System Prefire-Lamilux tipo F100.

DECLARACIÓN MEDIOAMBIENTAL DE PRODUCTO copia

El factor solar. Nociones básicas

Se define el FACTOR SOLAR de un vidrio o acristalamiento, la relación entre la energía solar que atraviesa una superficie transparente o semitransparente y la que incide sobre esa misma superficie. Se utiliza habitualmente como índice de la protección que proporciona una lámina de vidrio frente a la energía solar.

El factor Solar

Se expresa mediante la fórmula:

Forumula Factor Solar

De esta forma, cuando leemos o escuchamos  la expresión “este vidrio posee un factor solar del 36%” significa que únicamente deja pasar el 36% de la energía solar. Cuando menor sea el porcentaje de factor solar de un acristalamiento, mayor es la protección térmica que proporciona.

Este valor se representa con la letra g y se puede representar en porcentaje o en un valor comprendido entre 0 y 1. Su método de cálculo viene descrito en la norma ISO 15099:2003.

Para no tener problemas térmicos de ningún tipo, le recomendamos que SIEMPRE se informe del factor solar de cualquier producto acristalado ya sea de vidrio o elemento plástico.